Book a flight, 6 Items menu. Go to active tab 3, Book a flight 3, Reservar un vuelo

Inspiración

Buscador de tarifas

¿Buscas las tarifas más bajas?

  • Resumen rápido de nuestros vuelos más baratos
  • Para todo el añoy todos nuestros destinos
  • Selecciona tu destino, tu semana de salida y reserva tu vuelo!

Reservar un vuelo

Please select a one-way flight or with return

Elige un país

Selecciona un aeropuerto

Elige un país

Selecciona un aeropuerto

Our lowest fares

desde
iLa tarifa mostrada indica la tarifa para un adulto, tasas e impuestos incluidos.

Mi reserva

Consultar mi reserva

Consultar mi reserva Reserva de grupo

Añadir extras a mi reserva

Facturación en línea

¡Factura en línea y ahorra tiempo!

  • desde 24 hasta 1 hora antes de la salida programada
  • solo para vuelos operados por Brussels Airlines
Si tu vuelo es operado por una aerolínea asociada, por favor consulta la página web de la aerolínea asociada.

Estado de vuelo

Salidas y llegadas

Puedes encontrar información sobre el estado de cualquier vuelo de/a Bruselas operado por Brussels Airlines.
Los horarios de salida y llegada son en horas locales.
Busca por:

  • el número de vuelo
  • el aeropuerto
  • la ruta
La información sobre el estado de los vuelos está disponible para aquellos vuelos programados entre los próximos 3 días.
Para otras fechas de salida, por favor consulta el horario de vuelos.

¿Viajando con más de 9 personas?

Haz una reserva de grupo y disfruta de:
  • Una exclusiva tarifa de grupo para todos los pasajeros.
  • La flexibilidad en las condiciones de pago.
  • Una demora en la confirmación de los nombres de los pasajeros.
  • Y muchas más ventajas

Visita también nuestra plataforma B2B dedicada para empresas y agencias de viajes y descubre nuestras condiciones especiales para escuelas.

Más detalles sobre las reservas de grupos
Más de 9 y hasta 40 personas viajando juntos pueden hacer una reserva de grupo. Dependiendo de la ruta que eliges, serás redirigido al sistema de reserva o al formulario de reserva para grupos.

Una reserva de grupo se limita a un máximo de 40 pasajeros, por favor cambia el número de pasajeros e inténtalo de nuevo.

Tarifas* más bajas para volar de Bruselas a
Tarifas más bajas de a
Skip to before the list of fares
    Skip to after the list of fares
    *Las tarifas incluyen todos los impuestos y cargos. Precios sujetos a disponibilidad.

    Central Park de Nueva York

    El Central Park de Nueva York.

    Central Park, uno de los parques más famosos del mundo, es un oasis natural abierto todo el año tanto para los turistas como para sus habitantes.

    El puente de Brooklyn de Nueva York

    Puente de Brooklyn, Nueva York

    El Puente de Brooklyn, que conecta Brooklyn y Manhattan, es uno de los puntos más fotografiados de la ciudad de Nueva York y una visita obligada para todos los turistas.

    Skyline de Nueva York por la noche

    La ciudad que nunca duerme.

    Nueva York, por la noche, es sencillamente increíble. Disfruta de uno de los skylines más impresionantes del mundo.

    Vuelos a Nueva York

    Nueva York es una ciudad atractiva y sorprendente, un crisol de culturas que cuenta con cientos de teatros, un gran número de restaurantes y Wall Street, el centro financiero de los Estados Unidos. La Gran Manzana es una meca del turismo que cuenta con espacios emblemáticos para todo el mundo, desde la Estatua de la Libertad y Central Park hasta una extraordinaria oferta cultural con museos como el Museo de Arte Metropolitano.

    ¡No esperes ni un minuto más y reserva ya tu billete de avión a Nueva York!


    ¿Qué hacer en Nueva York?

    La lista de cosas que ver y hacer en Nueva York es interminable. Aquí te ofrecemos nuestra modesta (e incompleta) guía.

    1. Sube a uno de los puntos de observación en la cima de sus famosos rascacielos. Puedes subir al piso 86 del Empire State Building, al piso 71 del Chrysler Building, al piso 70 del Rockefeller Center (Top of the Rock) o al piso 102 del World Trade Center. Todos estos puntos ofrecen unas vistas excelentes del skyline de Manhattan y una experiencia inolvidable.
    2. Punto de observación de Nueva YorkNueva York cuenta con multitud de construcciones icónicas, pero sin duda la Estatua de la Libertad es una de las más famosas. Si no tienes intención de visitar el museo, entonces el Ferry a Staten Island es una buena opción. ¡Y gratis! Durante este crucero de 20 minutos disfrutarás de unas panorámicas maravillosas de la Estatua, el puerto y el bajo Manhattan.
    3. Un paseo por el Puente de Brooklyn es una atracción en sí misma. Este fue el primer puente suspendido de acero jamás construido. En el momento de su inauguración en 1883, fue también el puente más largo del mundo, con una longitud de 470 metros. En Brooklyn, no te olvides de sacar una foto del punto de ese barrio más popular en Instagram: desde Washington Street, podrás ver perfectamente los edificios típicos de Brooklyn enmarcando el Puente de Manhattan y, si el tiempo lo permite, incluso el Empire State Building.
    4. Relájate en Central Park, el parque más famoso de Nueva York y de todo el mundo. Abarca una superficie de 430 hectáreas en el corazón de Manhattan. Central Park ofrece muchos atractivos, como el Castillo Belvedere, la icónica Fuente Bethesda y el mosaico de Strawberry Fields en homenaje a John Lennon.
    5. ¿Eres fan de los shows americanos? ¡Participa en una visita guiada y sigue las andanzas de tus héroes favoritos! Observa Nueva York a través de la mirada de Superman, Batman y Spider-Man o busca referencias en cualquier esquina de tu serie favorita: Friends, Mad Men, Sexo en & Nueva York, Los Soprano, Gossip Girls…
    6. Si te gusta la música, seguro que ya sabes que Nueva York es la capital del jazz. Visita los bares donde los músicos de jazz escribieron historia de la música y sumérgete en la escena del jazz contemporáneo. No te olvides de pasar por el Blue Note Jazz Club (131 West 3rd Street), un local en el que los mejores músicos de la ciudad convertirán en inolvidable tu noche de Nueva York.
    7. De compras en Nueva York
    8. Una de las mejores maneras de descubrir la Gran Manzana es recorrer en bicicleta los barrios históricos de la ciudad. Que el tráfico de la ciudad no te desanime a lo hora de ir en bici: hay carriles bici protegidos que te permitirán circular con toda tranquilidad. Súbete a la bici y pedalea: el sistema para compartir bicis de Nueva York es muy sencillo. Con el sistema Citi Bike puedes acceder a pases diarios, semanales y anuales. Disfruta de un espectáculo gratuito en Central Park, asiste a una celebración de gospel en Harlem o dirígete a Long Island City para disfrutar de una fiesta en una terraza en el MoMa PS1.
    9. ¡De compras! En Nueva York puedes ir de compras prácticamente en cualquier lugar y en cualquier momento. Macy's y Bloomingdale's son ejemplos de tiendas gigantescas en las que encontrarás todo lo que quieras. Si buscas prendas de diseño a precios asequibles, Century 21 y Loehmann's son dos centros comerciales en los que encontrarás marcas de gama alta con grandes descuentos. Muchas de las tiendas de diseño se encuentran en la impresionante Quinta Avenida; por otro lado, Williamsburg es el sitio al que ir si te interesa el mundo vintage. Nueva York es también el 'Paraíso de los Accesorios' en cualquier categoría. Sea lo que sea lo que busques (calzado, bolsos, electrónica o lencería), esta ciudad solo te ofrece lo mejor. Henri Bendel (712 Quinta Avenida) tiene todo lo que necesitas pero en una gama de precio superior, mientras que Aldo es más económico y tiene varias tiendas en la ciudad. Las chicas deportistas perderán la cabeza en NY: ¡la tienda emblemática de Nike (East, 6 57th St) tiene 5 plantas!
    10. Es un placer absoluto explorar las librerías de NY y rebuscar entre esos ejemplares tan deseados. En Manhattan no puedes dejar de visitar estas tres: McNally Jackson Books (52 Prince St), Strand Book Store (828 Broadway) y 192 Books (192 Tenth Ave). Barnes & Noble, por otro lado, es una cadena de librerías con varios establecimientos en NY. En la cafetería encontrarás la combinación perfecta de un buen libro y una taza de café.
    11. En ninguna otra ciudad podrás disfrutar del brunch como en Nueva York. ¡Hay un montón de sitios increíbles para disfrutar de un buen brunch el domingo! ¡Aquí te pasamos cinco opciones destacadas que no pueden faltar en tu lista!
    12. Times Square es una visita obligada. Lleno de gente, abrumador... ¡pero así es Nueva York! Echa un vistazo a nuestro vídeo en 360° para hacerte una idea de lo que es.

    Información práctica para tu viaje a Nueva York

    • Los vuelos de Brussels Airlines llegan y salen del Aeropuerto John Fitzgerald Kennedy (JFK), que se encuentra en el este de Long Island. Hay varias maneras de llegar a Manhattan desde el aeropuerto JFK:
      • en autobús: 90 minutos – 18 $ por persona
      • en tren & metro: 1 hora (dependiendo de las conexiones) - 7,75 $ por persona
      • en taxi: entre 40 y 90 minutos al Midtown (dependiendo del tráfico) – unos 60 $
      • con Uber: entre 40 y 90 minutos al Midtown (dependiendo del tráfico) – entre 50 $ y más de 100 $ dependiendo del vehículo elegido
    • Hora local actual en Nueva York:  
    • Moneda: La moneda oficial de los Estados Unidos es el dólar americano ($, USD, US$). No tendrás problemas para encontrar entidades bancarias ni cajeros automáticos en Nueva York. En Nueva York las tarjetas de crédito se aceptan en todas partes. También puedes retirar dólares directamente de los cajeros automáticos. Si prefieres cambiar dólares a partir de tu moneda local, puedes hacerlo en cualquier entidad bancaria u oficina de cambio.
    • Llamadas telefónicas y Wi-Fi: El código de llamadas de la ciudad de Nueva York es +1 845. En la mayoría de restaurantes, bares, cafés, estaciones de metro y parques públicos tendrás a tu disposición puntos de conexión Wi-Fi gratuito.
    • Tomas de corriente: Las tomas de corriente en EE. UU. son de tipo A y B (clavijas planas), conocidas también como enchufes estándar americanos. La tensión estándar es de 120 V y la frecuencia estándar es de 60 Hz. Se recomienda que los viajeros europeos y británicos lleven un adaptador con convertidor de tensión y extremen las precauciones a la hora de utilizar sus artículos electrónicos en los Estados Unidos debido a la diferencia de frecuencia.
    • Información de viaje: Si eres ciudadano de un país que forma parte del Programa Visa Waiver, puedes viajar a los EE. UU. sin visado, en caso de que dispongas de un ESTA (Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje) válida. Comprueba los requisitos y solicita tu ESTA aquí.
      Además, necesitas un pasaporte electrónico válido. Puedes identificar un pasaporte electrónico a través del símbolo en forma de chip que se encuentra en la portada. Estas normas también se aplican a los viajeros que tengan previsto realizar vuelos en tránsito en los Estados Unidos o que hagan una escala de camino a su destino final. Recuerda que si haces un vuelo de tránsito o una escala en Canadá de camino a los Estados Unidos (o viceversa), necesitas tanto un eTA como un ESTA. Para obtener información detallada sobre visados y documentos de viaje, visita el sitio web www.iatatravelcentre.com. Para obtener información detallada sobre visados y documentos de viaje, visita el sitio web www.iatatravelcentre.com.
    • Vacunación: No existe ninguna obligación de vacunación para los europeos que viajen a Nueva York. Para obtener más información de salud, visita el sitio web www.iatatravelcentre.com. También es importante saber que el sistema de salud en los Estados Unidos funciona de un modo muy distinto a otros sistemas de atención médica. Antes de viajar a los Estados Unidos, te recomendamos que te informes sobre si necesitas contratar un seguro de salud.

    Consejos de viaje para los turistas a Nueva York

    • El metro de Nueva York (New York Subway) es el método de transporte más popular (y el más económico) en la ciudad de Nueva York. El de Nueva York es el sistema de metro más grande del mundo. ¡Por lo tanto, no es raro que incluso sus habitantes se equivoquen de tren de vez en cuando! Estos son algunos consejos útiles:
      • Consigue un mapa del metro. Puedes descargarte el mapa oficial del metro de NYC aquí o pedir el viejo, pero siempre útil, mapa en papel. El mapa indica las distintas líneas por colores (azul, rojo, amarillo, naranja y morado) y una serie de letras (A, C, E...). Si tienes previsto moverte por Manhattan, las líneas azul y roja cubrirán todas tus necesidades.
      • Para ubicarte bien, debes mirar los puntos de origen de cada línea ya que, aunque la red es densa, la mayoría de líneas cubren zonas concretas. Dependiendo de los barrios que desees visitar, siempre tendrás una o dos líneas que te lleven ahí.
      • Volar a Nueva York
      • Planifica tu viaje con Trip Planner. Añade tu ubicación actual y tu destino. La herramienta calculará tres posibles itinerarios para ti.
      • El metro de Nueva York funciona ininterrumpidamente, aunque debes tener en cuenta que algunas líneas tienen una frecuencia nocturna limitada. El metro de Nueva York es relativamente seguro, pero debes estar alerta si lo coges por la noche o a primera hora de la mañana.
      • Para utilizar el sistema de metro necesitas una MetroCard. Puedes comprarla en la máquina expendedora de la estación y pagar con tarjeta de crédito o débito. Puedes usar la MetroCard en el metro y también los autobuses.
      • El precio básico de un billete de metro es de unos 3 $. De todos modos, si tienes previsto usar el metro con frecuencia, lo aconsejable es elegir la fórmula Pay-Per-Ride o la fórmula ilimitada (7 días o 30 días). Si tu estancia es inferior a 7 días, la fórmula Pay-Per-Ride es la más adecuada. Además, esta fórmula permite compartir la misma tarjeta a un máximo de 4 personas.
    • ¿Pase o no pase? Las atracciones en Nueva York no son baratas. Puedes reducir costes con la compra de un pase. Recuerda que, aunque un pase de este tipo ayudará a tu presupuesto, no necesariamente significa que podrás evitar las colas. Aunque dispongas de un pase, deberás obtener el billete de entrada. Algunos pases te dan acceso a una cola VIP, pero los controles de seguridad son los mismos para todo el mundo. Estas son las 4 opciones de pase más importantes que tienes a tu disposición. En cualquier caso, te aconsejamos que compres el pase en el sitio web oficial y que no lo hagas en la calle en ningún caso.
      • New York Sightseeing Pass: Permite visitar hasta 10 atracciones. Si las visitas todas, definitivamente ahorrarás mucho dinero aunque el coste de este pase sea de 200 $ por persona. Cuidado: El Empire State Building ya no está incluido en esta oferta. Sin embargo, podrás aprovechar un descuento de 40 $ en muchas atracciones que no están incluidas en este pase.
      • New York City Pass: Visita un máximo de 6 atracciones por unos 100 $ por persona. Si es la primera vez que visitas Nueva York y tu estancia va a ser de 3 o 4 días, este pase es perfecto para ti. Con este pase incluso podrás visitar el Empire State Building dos veces el mismo día: una durante el día y otra por la noche. Por eso, esta opción es perfecta si quieres ver el skyline de Nueva York al amanecer y al atardecer, o si prefieres ver las luces de la ciudad por la noche.
      • New York Pass: Puedes elegir entre 90 atracciones y visitas. Esta oferta puede parecer gigante, pero ten en cuenta que no tendrás tiempo de visitarlas todas, especialmente si eliges el pase de un día (de unos 124$). Para poder sacar el máximo partido a este pase, tu estancia mínima debería ser de unos 7 días (aunque un pase de siete días te costaría unos 250 $). Para saber si este es el pase más indicado para ti, te recomendamos planificar tu itinerario con antelación; así podrás valorar cuántas atracciones serás capaz de abarcar durante tu estancia.
      • New York Explorer Pass: Elige entre 3 y 10 atracciones de una oferta total de 60 atracciones. Si no es la primera vez que visitas Nueva York y tienes interés en ver puntos menos conocidos, este pase es perfecto para ti.

    Vídeos de Nueva York

    Vídeos de Laurent, un compañero del equipo de web al que le apasionan los vídeos y las fotografías de viaje.

    • Vídeo de 360° de Times Square

      Vídeo de 360° de Times Square
    • Time-Lapse Times Square

      Time-Lapse Times Square
    • Time-Lapse Línea Circular Nueva York

      Time-Lapse Línea Circular Nueva York

    ¿Cuándo ir a Nueva York?

    La mejor época para visitar Nueva York es... ¡siempre! Las temperaturas de principios de otoño siguen siendo agradables y en noviembre empiezan a bajar, pero podrás disfrutar del Día de Acción de Gracias. No hay nada como la Navidad en Nueva York. En inviernos las temperaturas pueden ser gélidas, pero... ¡patinar sobre hielo en el Rockefeller Center es una experiencia única! En primavera las temperaturas suelen ser más agradables, pero no debes olvidarte de llevar botas de agua y un paraguas en tu equipaje. El verano, como en un montón de sitios, es la estación más cálida. ¡Disfruta!

    Pancakes en Nueva York

    ¿Qué comer en Nueva York?

    En cuanto a la comida, encontrarás, literalmente, todo tipo de propuestas culinarias. Puedes hacer un desayuno turco, comer en un tailandés, cenar en un mexicano y acabar el día en un bar japonés de sake. Pero Nueva York, desde luego, tiene también sus propias especialidades. Los "bagels", la pizza de masa fina y los bocadillos de pastrami con pan de centeno son algunos de los bocados típicos de Nueva York.

    Recuerda: en Nueva York, dejar propina es muy importante. Esto se debe a que el salario de los camareros es muy bajo; para poder vivir en una ciudad tan cara, dependen casi por completo de las propinas. A no ser que el servicio o la comida hayan sido espantosos, nunca debes dejar una propina inferior al 15%. En general, los habitantes de Nueva York dejan entre un 15% y un 20% de propina. El IVA no suele estar incluido en los menús de los restaurantes ni en los precios de las tiendas. Por tanto, recuerda que debes añadir una tasa del 8,875% a tu compra. Consejo para las propinas en los restaurantes: ¿no quieres calcular una propina del 15-20%? Solo tienes que doblar el importe del impuesto (un importe que aparece por separado en la cuenta), y eso equivale a una propina del 17,75%.

    Sugerencias de nuestro personal: cómo pasar 5 días en Nueva York con tus hijos

    Historia y fotos de Ada, una compañera del equipo de web y supermamá 

    Little Italy en Nueva York

    ¡Por fin ha llegado el día de hacer realidad tu sueño: ¡te vas a Nueva York! Ya estás poniendo la ropa en la maleta: un conjunto para salir de noche en uno de los bares de moda de la ciudad, uno para ir a un espectáculo en Broadway, otro para cenar en la terraza de un buen restaurante... y de repente notas una pequeña presencia a tu alrededor y te das cuenta: ¡Tengo un hijo y viene a Nueva York conmigo! ¿Y qué? ¿Te vas a quedar sin ir de fiesta, sin conciertos y sin espectáculos de Broadway? Que no cunda el pánico: Nueva York es un lugar magnífico para familias con niños. Hay tantas cosas que hacer que no te arrepentirás (bueno, a lo mejor solo un poco) de haber venido con tus pequeños. ¡Y no te olvides de que los neoyorkinos también tienen hijos! ¡No dudes en llevar a tus hijos a los restaurantes, a los espectáculos y a los museos!

    Algunos consejos antes de ponerte en marcha:

    • Lleva calzado cómodo: te vas a hartar de andar, así que piensa en lo que tú y tus hijos llevaréis durante el día.
    • Consulta el pronóstico meteorológico para Nueva York durante tus vacaciones y lleva la ropa que sea adecuada. Y recuerda: la mejor época para visitar Nueva York es... ¡siempre!
    • Piensa en llevar un botiquín de viaje para tus hijos, pero recuerda también que la ciudad está llena de farmacias en las que encontrarás todo lo que necesites.
    • No subestimes el jetlag. Viajar a una zona horaria distinta puede plantear problemas tanto para los adultos como para los niños, y si tu estancia en Nueva York es limitada, tienes que estar en condiciones de disfrutar de cada momento. Aquí van algunos consejos: 
      • Si coges un vuelo por la mañana, tendrás todo el día por delante cuando llegues. Trata de dormir durante el vuelo para guardar un poco de energía. E intenta mantenerte despierta hasta la hora de acostarse.
      • En cuanto llegues, adelanta tu reloj pero conserva la hora original en tu teléfono (o al revés). Así podrás hacer un seguimiento de las pautas habituales de sueño y alimentación de tu hijo.
      • La luz del día regula nuestro reloj corporal. Por eso, aunque notes el cansancio, da un paseo con tus hijos o déjales que jueguen en un parque.
      • Asegúrate de que tus hijos coman algo antes de acostarse. Cuando uno cambia de zona horaria, a menudo el hambre le despierta porque el cuerpo interpreta que es la hora de desayunar, de comer o de cenar.
      • Trata de que tus hijos vuelvan a dormirse si se han levantado demasiado pronto. Si no funciona, déjales que jueguen un poco o que vean la televisión y que después se levanten. Nueva York al amanecer es una maravilla, y levantarse temprano tiene sus ventajas: no hay colas en las atracciones ni demasiada gente en los espacios más populares.
      • Cuidado con las siestas: a veces te echas a descansar un minuto y acabas durmiendo unas horas. Así no estás ayudando a tus biorritmos.
    • Prepara a tus hijos: explícales que vais a visitar una gran ciudad y que deberán estar junto a ti en todo momento. Si no están habituados a usar el transporte público, considera la opción de utilizar el transporte público local con ellos una o dos veces.

    Día 1 - Que empiecen tus vacaciones en Nueva York

    Aunque te domine la impaciencia y quieras verlo todo desde el mismo momento de tu aterrizaje en el aeropuerto de Nueva York, no te pases el primer día. Tú y tus hijos estaréis cansados del viaje. Tómatelo con calma, explora la zona donde te alojes (localiza, por ejemplo, un parque infantil) y prueba el transporte público. Si de verdad no puedes esperar, puedes moverte en uno de esos autobuses en los que puedes subir y bajar cuando quieras (hay billetes para varios días) para tener una primera impresión de la ciudad.

    Ferry a Staten Island, Nueva York, vista de Manhattan

    Day 2 - Staten Island y la Estatua de la Libertad

    Nueva York cuenta con multitud de construcciones icónicas, pero sin duda la Estatua de la Libertad es una de las más famosas. Si no tienes intención de visitar el museo, entonces el Ferry a Staten Island es una buena opción. ¡Y gratis! Durante este crucero de 20 minutos disfrutarás de unas panorámicas maravillosas de la Estatua, el puerto y el bajo Manhattan. ¡Después de eso, tendrás la sensación de que ya puedes conquistar Nueva York! 

    Dado que estarás en el bajo Manhattan podrás caminar por el Distrito Financiero, Wall Street (sí, puede que veas a muchos niños buscando a Spider Man) y Trinity Church. Puedes dirigirte a la cercana Zona Cero si quieres explicar a tus hijos lo que sucedió el 11 de septiembre.

    Después podéis descansar un poco en el bonito jardín que hay junto al ayuntamiento. ¡Es muy probable que tus hijos tengan su primer encuentro con las famosas ardillas de Nueva York! ¿Tienes hambre? Entonces ha llegado la hora de dirigirte a las zonas cercanas de Little Italy y Chinatown. 

    Después de comer unos rollitos de primavera buenísimos y un gelato, estarás en condiciones de afrontar el último sprint del día: el elegante Soho y el ecléctico Tribeca.

    Día 3 - Manhattan y Central Park

    Hoy es el día para ir al corazón de Manhattan y ver, por fin, Times Square. Es un lugar que suele estar muy concurrido, pero si el jetlag te lleva ahí a primeras horas de la mañana, descubrirás otra cara de este espacio icónico y tendrás la oportunidad de hacerte selfies y tomar fotos sin que nadie te moleste. 

    Una visita a Nueva York no sería completa sin subir a uno de los puntos de observación en lo alto de sus famosos rascacielos. Puedes subir al piso 86 del Empire State Building (¡pero cuidado con King Kong!), al piso 71 del Chrysler Building, al piso 70 del Rockefeller Center (Top of the Rock) o al piso 102 del World Trade Center. Todos estos puntos ofrecen unas vistas excelentes del skyline de Manhattan y una experiencia inolvidable. Tanto si quieres subir a uno de ellos como si quieres ir a los cuatro, lo aconsejable es que reserves tus entradas online con antelación. Justo delante del Rockefeller Center encontrarás la famosa pista de patinaje sobre hielo (de octubre a abril) rodeada de unas 200 banderas. ¡Repasa tus conocimientos geográficos si no quieres que tus hijos te dejen en ridículo! 

    Y ahora, a por otro espacio icónico: Central Park. Entra desde la Children's Gate y disfruta del conocido zoo (no te pierdas los famosos pingüinos de Madagascar), súbete a los viejos tiovivos o da un paseo en barca. ¡Para los padres, no está mal ver los Strawberry Fields (dedicados a John Lennon) y tratar de reconocer los lugares de rodaje de tantas y tantas películas!

    Nueva York - Central Park

    Día 4 - Cosas que hacer con tus hijos en Nueva York

    ¡Muy bien, niños. Hoy toca museo! Pero, ¿cuál? Ahora viene lo difícil: Nueva York alberga cientos de museos, y todos ellos tienen actividades y cosas interesantes para el público infantil. Por nombrar unos cuantos: El Museo Americano de Historia Natural (no te pierdas la galería de dinosaurios), La Nueva Biblioteca Pública (ahí tienes la zona de Winnie-the-Pooh), el Museo de Arte Metropolitano (ofrece talleres para niños), El Museo de arte Moderno - MoMa (ofrece días y actividades para la familia), El Museo Guggenheim (a los niños les encantará ese extraño edificio circular, pero explícales que no se trata de un tobogán gigante), El Museo de los Niños de Manhattan (con una zona de juegos especial dedicada a “Dora la Exploradora”), El Museo de los Niños de Brooklyn (descubre la naturaleza y las culturas del mundo en el primer museo del mundo dedicado a los niños), El New York Hall of Science (en verano encontrarás una zona de juegos científicos en el exterior y un mini-golf), Discover Times Square (centro de exposiciones con una oferta muy exclusiva, aunque la exposición de La Guerra de las Galaxias ya se acabó), el Museo de la Imagen en Movimiento (donde podrás jugar a varios videojuegos) y Madame Tussauds New York (el famoso museo de cera con presencia en todo el mundo). 

    Hemos visitado 2 de los museos mencionados anteriormente... ¡a ver si adivinas cuáles!

    Día 5 - Coney Island

    Es tu último día en Nueva York. Empiezas a notar el cansancio de tanto andar, de tantas visitas y de tantas cosas que hacer (no te separes, dame la mano, siéntate...) y tantas que no hay que hacer (no corras, no te subas ahí, que no se te caiga ese zumo de manzana de 6 dólares sobre mi traje de 3.000 dólares, etc etc...). ¿Quieres devolver la sonrisa a las caras de tus hijos? ¡Llévales a Coney Island y se lo pasarán como nunca! 

    Este parque de atracciones cuenta con más de 500 atracciones, entre ellas el Cyclone, una legendaria montaña rusa que se inauguró en 1927. Si lo que te apetece es un paseo, te recomendamos el paseo marítimo de madera de Riegelman, el más largo del mundo, donde podrás respirar la brisa marina y escuchar, tal vez, el álbum “Coney Island Baby” de Lou Reed o la canción de Tom Waits con el mismo título, en caso de que tus hijos se pongan muy exigentes. 

    Otra de las opciones es visitar el Acuario de Nueva York y disfrutar del espectáculo con las focas y ver montones de tiburones. Si te gustan los animales, el Zoo del Bronx es una gran opción: ¡sencillamente, es el zoo más grande del mundo! Y si lo que te va de verdad es la naturaleza, dirígete al Jardín Botánico de Nueva York o al Jardín Botánico de Brooklyn.

    ¡Eso es todo amigos! Es hora de ir al aeropuerto y volver a casa. Disfruta del vuelo de vuelta y empieza a pensar en tu próximo viaje familiar con Brussels Airlines. ¿A que ha sido divertido?

    Encuentra las mejores ofertas de alojamiento y alquiler de coches con nuestros socios de confianza.

     

    ¡Reserva tu vuelo a Nueva York!

    ¡No esperes ni un minuto más y reserva tu billete de avión a Nueva York con Brussels Airlines! Consulta ahora los mejores precios.
    Reserva ahora