Antes de reservar

  1. Los niños de hasta 5 años de edad deben viajar siempre acompañados de una persona de al menos 16 años de edad (si es miembro de la familia o un tutor legal) o de 18 años (si no es miembro de la familia) que se responsabilice de ellos durante todo el viaje. Además, el niño deberá viajar junto con su progenitor o su tutor en el mismo vuelo y en la misma clase de cabina. El Servicio de Menores sin Acompañante no está disponible para niños menores de 5 años.

  2. Los niños de hasta 12 años de edad deben viajar siempre acompañados de una persona de al menos 12 años de edad que se responsabilice de ellos durante todo el viaje. Además, el niño deberá viajar junto con su progenitor o su tutor en el mismo vuelo y en la misma clase de cabina a menos que se haya reservado el Servicio de Menores sin Acompañante.

  3. Comprueba toda la documentación necesaria para el viaje de tu niño y consulta las normas de los países en los que debes realizar el tránsito y las de los países que deseas visitar. Los niños de ciudadanos de la Unión Europea que viajen con origen, destino o a través de países de la misma, necesitarán llevar su propio pasaporte o documento de identidad. Ya no se permite incluir sus nombres en el pasaporte de sus padres.

    Niños de nacionalidad italiana

    Todo niño de nacionalidad italiana, que aún no haya cumplido los 14 años de edad y viaje solo o acompañado de otras personas que no sean sus padres o tutores, deberá llevar una declaración cumplimentada, denominada Dichiarazione di affido (Ley nº 1185/67) y que puede obtenerse en la comisaría de policía local (Questura), aunque no en la comisaría de policía del aeropuerto. El niño deberá llevar esta declaración encima, junto con su pasaporte. A los niños que carezcan de la documentación cumplimentada, podrá denegárseles el embarque.


  4. Los bebés recién nacidos no pueden viajar durante los 7 días siguientes a su nacimiento.

  5. Cualquier niño sano puede volar sin ningún riesgo para su salud. Pero si no estuvieras seguro/a de ello, te recomendamos consultar a tu pediatra. No recomendamos que vuele en caso de que el menor esté muy resfriado, tenga fiebre alta o haya sido operado recientemente. En caso de enfermedades contagiosas, como la varicela o la rubeola, los padres están obligados a cambiar el vuelo.