Flanders Fields

Aunque la mayor parte de Bélgica fue ocupada por el Imperio Germano durante la Primera Guerra Mundial, es sobre todo la región de Flandes del sur que seguimos recordando, puesto que representa uno de los campos de batallas más sangrientos de la historia. En esta región, miles de soldados de varias nacionalidades lucharon por la libertad y la paz, pero muchos entre ellos no volvieron a casa y siguen en lo que ahora se conoce mejor como Flanders Fields.

FlandersFields© www.milo-profi.com

100 años han pasado y la memoria sigue muy viva en la región Westhoek, en la que encuentras actualmente cientos de monumentos y cementerios. No sólo puedes descubrir lo que antes fueron los campos de batallas, también puedes visitar uno de los muchos museos, que refletan los diversos aspectos de la Gran Guerra a través de eventos y exposiciones. Uno de los museos más importantes es el museo In Flanders Fields en Ypres, contando la historia de la Primera Guerra Mundial, desde la invasión en Bélgica hasta el final cruel y brutal de esta zona de guerra.

“In Flanders Fields” es un poema escrito por el teniente coronel canadiense John McCrae después de haber perdido un amigo y compañero soldado en la Segunda Batalla de Ypres. El poema es considerado una de las obras literarias más conocidas en Canadá y refiere a las amapolas rojas que cubren las tumbas de los soldados caídos. Como consecuencia, la amapola roja es actualmente mundialmente conocida como el símbolo de recuerdo para todos los que murieron en batalla.

FlandersFields2© www.milo-profi.com


Hay varias maneras para contribuir a la conmemoración de Flanders Fields:


5 monumentos imprescindibles

  1. Last Post (Puerta de Menin)
    Desde el año 1928 los clarines de los bomberos tocan cada día a las 20 de la tarde el “Last Post” para conmemorar los soldados caídos.
  2. Torre del Yser
    Un monumento para recordar sobre todo los soldados flamencos. Desde la sala de panorama, situada en una altura de 84 metros, tienes una vista única sobre toda la zona de Flanders Fields y sus monumentos.
  3. Casa Talbot
    El club de soldados más famoso de la Gran Guerra es actualmente un museo y un hotel.
  4. Westernfront Nieuwpoort
    Este nuevo centro de visitas muestra cómo las inundaciones pararon a las tropas alemanas.
  5. Cementerio de Vladslo
    25,644 soldados alemanes están enterrados aquí. También es el lugar en el que se sitúan “Los Padres de Luto”, una escultura hecha por la artista Käthe Kollwitz para su hijo Pedro y las otras víctimas de la guerra.


  6. ¿Tienes curiosidad acerca de la conmemoración de Flanders Fields? ¡No esperes más y reserva tus billetes ahora!

    book_now_blue